EL VIAJE DE SHIRA : UN BREVE RELATO INFANTIL

Era una mañana soleada, el cielo estaba despejado y en medio del bosque dentro de una cueva, una pequeña osita había llegado al mundo, con ella trajo la alegría para una pareja de osos, quienes la recibieron con mucho amor, tal vez ese fue el día más feliz para Shira la osita.

Conforme los días pasaban Shira iba creciendo, todo era perfecto, tenía a sus padres, tenía la protección de ellos, y tenia el alimento que necesitaba. Las estaciones iban llegando con el paso del tiempo y la pequeña familia de osos se iba quedando sin alimentos, así que un día decidieron abandonar su hogar e ir en busca de un lugar mejor.

En el trayecto de su recorrido se dieron cuenta que el paisaje no era como antes, donde antes había un montón de árboles, ahora solo podían ver carreteras, lagos secos, pastizales totalmente destruidos, fue una imagen desgarradora.

Pero la familia siguió su camino, conforme seguían la vista era mucho peor, temían no encontrar un lugar adecuado para vivir.

Hasta que de pronto, de tanto caminar encontraron un pequeño bosque con mucha vegetación y un clima perfecto, así que decidieron quedarse. Llegó la noche, todo estaba tranquilo, el silencio comenzó a reinar, los animales descansaban, pero el descanso fue poco, ya que una inmensa ola de fuego azotó al bosque, destrozando todo a su paso, la pequeña familia corrió lo más rápido que pudo sin mirar atrás, los demás animales hicieron lo mismo , fue un momento de terror, muchos árboles quedaron en la penumbra del fuego y se volvieron cenizas, muchos animales se vieron acorralados en las abrazadoras manos del incendio y lamentablemente solo algunos lograron sobrevivir incluyendo la pequeña y valiente Shira.

Sin embargo, sus padres no corrieron con la misma suerte de Shira, ella al percatarse que sus padres no estaban junto a ella empezó a llorar desesperadamente sin encontrar consuelo alguno, esto fue un golpe muy fuerte para ella que se sintió totalmente destrozada. Pero, después de tanto llorar y lamentar perder a sus padres, la pequeña Shira se dio cuenta que sus padres no regresarían al son de su llanto, es por eso que decidió levantarse y afrontar la dura realidad que tenía que vivir para poder sobrevivir en ese mundo donde el incendio cobraba indefensas vidas.

Finalmente, Shira y los demás animales sobrevivientes decidieron partir en busca de un nuevo hogar en donde las personas no destruyan la naturaleza ni hogares de las indefensas criaturas. (…esta historia continuará)

PLUMA INVITADA: Lic. Mg. MARIO HONORIO GARCÍA, especialista en HISTORIA, FILOSOFÍA, GEOGRAFÍA Y CÍVICA.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*