CONTRALOR PIDE CELERIDAD PARA CONTAR CON PLAN DE RECONSTRUCCIÓN Y ATENDER A DAMNIFICADOS DE SISMO.

A tres semanas de ocurrido el sismo de 6.1 de magnitud en Piura, el contralor general Nelson Shack Yalta constató los graves daños ocasionados durante la jornada de despacho y supervisión a esta región y lamentó que hasta el momento no se tenga el plan de rehabilitación y reconstrucción para desplegar una estrategia de control concurrente que acompañe estas labores y así no se repitan los errores cometidos en la reconstrucción por El Niño Costero o el terremoto de Pisco.

“Vamos a desplegar una estrategia de control concurrente, sin embargo, es necesario que se haga previamente un plan de rehabilitación y reconstrucción, y sobre ese plan se va a montar la estrategia, sino qué se va controlar”, sostuvo Shack Yalta luego de recorrer los sectores más afectados por el movimiento telúrico en los distritos de Miguel Checa (Sullana) y La Huaca (Paita).

Indicó, además, que este plan está en proceso de elaboración, pero ante la necesidad de los cientos de damnificados que lo han perdido todo urge mayor agilidad por parte de las distintas autoridades para contar con un catastro de daños y beneficiarios. “A partir de allí se podrá reconstruir la infraestructura afectada en educación, salud, vías y lo más importante las viviendas de la gente y que este proceso se haga bien y no tengamos que sufrir las consecuencias como pasó con las demoras en el proceso de El Niño y Pisco”, agregó el titular de la Contraloría.

En ese sentido, manifestó que la Entidad Fiscalizadora Superior efectuará las advertencias a las autoridades del Ejecutivo y remitirá sugerencias al Ministerio de Economía y Finanzas, con el propósito de transparentar y focalizar el gasto en este proceso de reconstrucción del sismo.

En otro momento, el contralor general destacó las bondades del control concurrente, porque permitirá un acompañamiento a todos los trabajos que ejecuten las entidades públicas para advertir oportunamente de situaciones adversas y riesgos, así los gestores tomen las decisiones adecuadas y eviten que las cosas se hagan mal. También recordó que con el control posterior solo se podrá postular las sanciones y perseguir a los responsables, por lo que el control concurrente es una apuesta fundamental.

Continuará con reuniones técnicas

Durante su visita a los sectores más afectados por el sismo ocurrido el pasado 30 de julio, Shack Yalta dialogó con los damnificados, quienes le transmitieron su preocupación por que, si bien han recibido el apoyo de las entidades a cargo para responder ante la emergencia, existe una incertidumbre por conocer lo que va a pasar con ellos y cómo van a recuperar sus viviendas, colegios y centros de salud.

“El Estado está trabajando, pero está un poco lento. Necesitamos ponerle más velocidad y comunicar a la gente”, señaló la autoridad, al asegurar que la estrategia de control durará hasta que se termine el proceso de reconstrucción.

Finalmente, el contralor se comprometió a retornar a Piura en las próximas semanas y continuar con las reuniones técnicas con el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred), así como coordinar con los distintos órganos ejecutores.

Durante los dos días de la jornada de despacho y supervisión, el titular de la Contraloría se reunió con el gobernador regional, Servando García; el alcalde provincial de Piura, Juan José Díaz; y representantes de Indeci y Cenepred para detallar la estrategia de control que desplegará a las medidas adoptadas para atender los efectos del sismo, a fin de que se involucren en un trabajo conjunto para responder a las necesidades de la población.

También se desarrolló una reunión de trabajo con el alcalde provincial de Sullana, Power Saldaña, y los regidores. A esta cita participaron de manera virtual los burgomaestres distritales de las zonas afectadas por el sismo, a quienes reiteró la necesidad de contar con un plan de gestión de riesgos de desastres para facilitar las labores de reconstrucción y rehabilitación de daños.

Esta reunión se replicó en la provincia de Paita, donde asistió el teniente alcalde Emmanuel Calderón, los concejales y –a través de la plataforma digital- los alcaldes distritales de la citada provincia. El contralor ratificó que la Contraloría supervisará el correcto cumplimiento de las normas de gestión de desastres, así como alertar de riesgos en contrataciones durante la emergencia. Las autoridades ediles también expusieron las necesidades de los vecinos.

De acuerdo con el Sistema de Información Nacional Para la Respuesta (SINPAD), el fuerte movimiento telúrico causó cuatro personas heridas, 2 865 damnificadas y 10 768 afectadas. En tanto, 42 viviendas están destruidas, 831 inhabitables y 3 420 afectadas. El fenómeno también afectó las estructuras de diversos colegios, centros de salud, templos religiosos, oficinas públicas, entre otros.

Frente a esta situación, el Gobierno emitió el Decreto Supremo N° 146-2021-PCM que declara en estado de emergencia a 38 distritos en siete de ocho provincias de la región Piura por impacto de daños ante la ocurrencia de movimiento sísmico por el plazo de 60 días calendario. (rrpp)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*