EL DIVÁN : LA GUERRA SUCIA EN LAS CAMPAÑAS ELECTORALES.

Para abordar este tema de coyuntura casi siempre en época de procesos electorales (de toda índole por siaca) debemos ubicarnos en el contexto histórico para saber exactamente desde cuando se acuñó la palabra GUERRA SUCIA, algunos estudiosos lo ubican cronológicamente entre finales de los años sesenta y principios de los ochenta, basadas principalmente en el afán de esconder actividades ilegales y oscuras de violación  de los más elementales derechos humanos, que fueron llevadas a cabo por algunos gobiernos latinoamericanos de regímenes militares dictatoriales imperantes con la finalidad de desaparecer o asesinar a los opositores políticos, apoyados (sin confirmar pero era vox populi) por agentes encubiertos del gobierno de los Estados Unidos de América, con el pretexto de que se tenía que combatir todo movimiento de corte comunista o socialista en la lógica de ellos de ser una amenaza para la paz, la seguridad nacional, la economía y de las libertades democráticas, el caso más emblemático fue el Chile donde el presidente, SALVADOR ALLENDE GOSSENS, electo por la voluntad popular en las urnas pero que fue derrocado, como resultado de un golpe militar (11 de septiembre de 1973), y la consecuente toma del poder político por el general Augusto Pinochet, quien estando el poder supremo en país del sur ordenó el arresto y desaparición de millares de personas retenidas por ser contrarias o en todo caso partidarios del régimen derrocado, dicho esto a manera de introducción ya saben de dónde surge el termino repetimos GUERRA SUCIA.

Traemos a colación este tema por la serie de ataques y hechos que viene registrándose en los últimos días y que causa molestia hasta indignación en quienes se ven afectados/as en su participación en esta campaña electoral en el caso de San Martin, por una curul congresal, mientras que la población está a la espera de  escuchar  las propuestas de parte de los candidatos no solo en medios de comunicación sino en donde les sea posible y eso nos parece bien, lo que si nos parece mal y llama poderosamente la atención es que comencemos nuevamente a ser testigos de la GUERRA SUCIA desatada en las REDES SOCIALES principalmente por lo que todas las buenas intenciones esgrimidas al comienzo de la campaña va peligrosamente quedando de lado para dar paso ya no a los recordados «pasquines», sino que aparecen los TROLES, personajes asalariados quienes al amparo del anonimato le dan de alma al contrincante de turno, sin respetar nada ni a nadie, una lástima que esta situación termine por desdibujar el proceso en marcha dejando de lado la DOCENCIA y DECENCIA política; solo queda esperar el final del camino es decir el día mismo de las elecciones, el 11 de abril donde después de conocer los resultados oficiales todo volverá a sus niveles habituales.

La cierto de todo es no podemos seguir tolerando tantos golpes bajos y si esto continua solo nos quedará  acostumbrarnos a escuchar insultos y más insultos, sumándose  los llamados OPERADORES POLÍTICOS y nuevamente a tener que aguantarlos en los medios de comunicación con sus andanadas de golpes bajos de los que ya estamos cansados porque de ser así tendremos más de lo mismo y al final estaremos lamentándonos de haber elegido al menos indicado aquel que no cumple con lo prometido en campaña, hay que reflexionar seriamente pues el ambiente político tiende a caldearse, y no sería nada raro que en lugar de ocuparnos de escuchar propuestas  estemos tratando de averiguar si los candidatos/as son «cachudos», «maricones», «ladrones», «mentirosos» y cuanto calificativo despectivo podamos conocer, en realidad eso no termina por ayudar a nadie.

Reiteramos el próximo día 11 de Abril se realizarán elecciones para elegir presidente y congresistas de la república pero pensamos que no tenemos por qué soportar a través de los diversos medios masivos de comunicación, intervenciones de pseudos oyentes resaltando los  peores defectos, reales o inventados, de todos los candidatos o de aquel o aquella que considera enemigo, de ser asi de seguro que continuará la GUERRA SUCIA ELECTORAL DE ALTA INTENSIDAD a medida que nos acerquemos al dia de las elecciones, varios candidatos en contienda en estos momentos son blancos de furibundos ataques en especial o perjuicio de aquellos que gozan de cierta preferencia electoral, solo decirles que la “guerra sucia” o ataques malintencionados no desmotive al electorado de participar eso sí tomando las decisiones correctas, pues son las que determinarán el futuro inmediato de nuestro país y región en especial.

Para terminar, si bien es cierto el haber tomado la decisión de embarcarse en un proyecto de tal naturaleza (ser candidato o candidata y participar de un campaña electoral), conlleva de hecho de dejar de ser una persona de perfil bajo para someterse al ojo inquisidor público, eso tampoco da derecho a que se ataque al contrincante ocasional inmisericordemente sin respeto de nada, aun cuando mi solución es media ortodoxa es decir “agarrar a punta de patadas al faltoso o lapos a faltosa”, lo cual seguramente y con razón muchos dirán seria exacerbar los ánimos, pero pensamos que la tolerancia tiene un límite, solo queda ignorar este tipo de estrategias de GUERRA SUCIA y como electores hay que estar bien informados escuchando todas y cada una de las ofertas o propuestas de gobierno y parlamentaria de los candidatos en contienda  para que llegado el día de las elecciones emitamos nuestro voto de manera libre, informada y lo más importante convencidos de votemos y elijamos a  los mejores, hagamos realidad la frase que LOS PUEBLOS SE MERECEN LOS GOBERNANTES QUE TIENEN, pero que sea para bien, termino esta entrega mostrando mi solidaridad con GLENDA MELLO PINEDO, al margen de las circunstancias y su decisión de entrar en política  es amiga de siempre y por intermedio de ella a todos los candidatos y candidatas que vienen siendo maltratados solo por el hecho de haber decidido participar en un proceso electoral, a veces pienso que aparte de ser pagados o solventados por el enemigo ocasional estos troles simplemente resultan ser unos pobres infelices que se ahogan en su propia mediocridad, hasta la próxima entrega. (PUMA)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*